Soluciones Mágicas y la Historia de Dos Empresas

En Valve no hay jefes. Cada empleado decide en qué trabaja y con quién (los escritorios tienen rueditas para moverse por la oficina). 

En Bridgewater hay jefes. Pero las decisiones se toman por votación. Y aplican lo que ellos llaman “honestidad radical”. Una vez a la semana se dicen a la cara y en público todo lo que están haciendo mal. Desde “te equivocaste en tal informe” hasta “tenés mal aliento”. 

Valve y Bridgewater son máquinas de hacer plata. Valve confiando en la habilidad y motivación interna de sus empleados. Bridgewater poniendo la competencia y la mejora constante por encima la autoridad ó los sentimientos.

Tienen sistemas fabulosos para hacer las cosas. Que nadie debería copiar. 

¿Por qué no?
Porque hay dos errores en como pensamos a los sistemas:

1) Que hay UN sistema mejor que otro

No todas las personas son iguales (obvio, pero algunos lo pierden de vista). Algunas necesitan más estructura y otras más libertad. Algunas son más sensibles. Otras más frías. Y así. 

Para jugar como el Barcelona hay que tener los jugadores.
2) Y que los sistemas se diseñan

Esto puede ser cierto para sistemas simples que resuelven problemas simples. Pero no para los sistemas complejos (por regla general, todo lo que involucra muchas personas).

Los sistemas complejos surgen por prueba y error. Y siempre están cambiando por la misma razón. Son más parecido a un ser vivo que a una máquina. Evolucionan y surgen espontáneamente. 

Valve y Bridgewater arrancaron siendo mucho más convencionales de lo que son hoy. Con el tiempo y muchos pequeños experimentos fueron cambiando (y siguen haciéndolo). 

¿Entonces? 

La idea principal es que las soluciones a los problemas complejos (sistemas) son siempre específicas y surgen por prueba y error. 

Ambas cuestiones refuerzan la importancia de la experimentación (y la medición de los resultados). 

Las historias de empresas “raras” y exitosas tienen que servir como buenas preguntas. Generando dudas sobre lo establecido e ideas sobre el porvenir.

Pero nunca hay que pensarlas como respuestas. Las soluciones mágicas no existen. 

Sólo existen ideas interesantes. Que se vuelven útiles al aplicarlas y adaptarlas a la realidad. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s